Boda en Cala Clemence, Marina y Atún

Marina y Vicente se conocieron a través de un amigo en común. Marina estaba de Erasmus en Siena (Italia) y Vicente fue a visitar a un amigo que tenía allí y que casualmente conocía a Marina… Así comenzó su historia.

Su pedida fue algo muy íntimo, Vicente logró sorprender un día a Marina en casa y pillarla totalmente por sorpresa.

La pareja se casó en Cala Clemence, de Portixol. Los dos veraneaban en Jávea y tenían claro que este era el lugar perfecto para celebrar su boda.

De su día recuerdan la previsión de lluvia intensa… es más, el día comenzó con un gran diluvio de buena mañana, pero por suerte, ¡no volvió a llover, en Jávea, porque en los pueblos vecinos llovió, y no poco.

Ellos mismos se encargaron de gestionar y coordinar todos los detalles de su boda. Una vez escogieron a sus proveedores, confiaron al máximo en ellos y se dejaron llevar.

Para los que no conozcáis Cala Clemence… tengo que deciros que es un lugar mágico de Grupo El Alto. Un escenario perfecto que tiene el Mar Mediterráneo como fondo. En este caso los novios no quisieron un reportaje fotográfico como tal, porque querían disfrutar en todo momento de la compañía de sus invitados, por lo que no tuvimos más que 15 minutos de sesión de novios. Aún así, con este ambiente era imposible no tener un resultado tan… idílico.

Marina y Vicente son muy naturales, y así lo reflejaron en todo lo que hicieron. El equipo de Atelier de la Flor logró mimetizar completamente el entorno con la decoración floral que preparó para la ocasión. Todo en tonos verdes y pequeños toques de naranja, color característico de Valencia, en honor al novio. De todo lo relacionado con la sonorización se encargó Alkilaudio.

La novia, maquillada por Amanda Asensi, llevó un vestido de Estudio Savage. El novio optó por la firma de Scalpers para su traje.

Ambos recuerdan su día como una gran fiesta. Para la ceremonia y el aperitivo contrataron a Dacapo. Más tarde, para la fiesta a Drums on live (baterías) y a Samu Herrero (saxofonista).

Sin duda, fue una boda para el recuerdo. Ha sido un placer conoceros y acompañaros en vuestro gran día. ¡Gracias por la confianza pareja!

ANTERIOR
ESCRIBE Y PULSA INTRO
×