Boda en Masía Fuente la Reina, Silvia y Diego

Silvia y Diego se conocieron gracias a una amiga en común. Su amiga tenía el presentimiento de que estaban hechos el uno para el otro y así se lo hizo saber a ellos. Tras un año escuchando hablar el uno del otro, la casualidad intervino y les juntó en la misma fiesta una Nochevieja. Esa noche, comenzó su historia juntos. 

Al tiempo de estar juntos, llegó su pedida de mano. Fue por sorpresa durante uno de sus viajes. El destino escogido fue Nueva York, un lugar que les entusiasmaba conocer a los dos. Una vez allí, Diego aprovechó cuando estaban en lo alto del Top of The Rock para arrodillarse y hacerle la pregunta a Silvia. Por supuesto, la respuesta fue un gran SÍ. 

La boda de Silvia y Diego tuvo lugar en la Masía Fuente La Reina, una preciosa finca ubicada en la provincia de Castellón. Desde el principio supieron que ese era el sitio idóneo para celebrar su enlace. Como ellos dicen “un lugar mágico que reúne todo lo que queríamos: la esencia de nuestra tierra con sus naranjos, la masía original, y un salón moderno, pero a la vez acogedor. Todo lo que nos define”. 

La pareja coincide al describir su boda como cercana, natural, transparente y alegre. Ambientada con elementos románticos, tipo shabby chic. Un estilo elegante y sofisticado, que destaca por el protagonismo de piezas clásicas. 

Ellos mismos se encargaron de gestionar y coordinar todos los detalles de su día, una boda con 186 invitados. Y contaron con la ayuda de proveedores como: La Botiga De Les Flors, para la decoración floral y Alberto Zente, como músico. 

Los dos estaban guapísimos.  Silvia, escogió un vestido de la firma Pronovias. Un vestido sencillo con aire romántico y cola bordada que combinó con unos preciosos zapatos de la firma Loov Shoes. También llevó un velo largo, que destacaba por debajo del tocado que llevaba. Optó por dos tocados, el primero de Marta Bonaque Tocados, y el segundo de Ana Vinaixa Tocados

Confió en Suma Belleza para la elaboración de su peinado y maquillaje. 

Y no nos vamos a olvidar del novio. Diego estaba muy elegante vestido con un traje de Paco Roca de color azul y detalles rosas. 

No hay ninguna duda de que los dos disfrutaron al máximo de su día… y lo más importante, no solo fueron ellos, si no también todos sus invitados. Lograron su objetivo, rodearse de todas las personas a las que quieren y crearon un ambiente cargado de felicidad. 

Por mi parte, solo me queda agradecer a esa pareja el haber confiado en mí. Muchas gracias chicos. ¡Os deseo una gran felicidad! 

ANTERIOR
SIGUIENTE
ESCRIBE Y PULSA INTRO
×