Dani Arjones

Me considero un enamorado de la vida, padre dedicado que encuentra en su mujer e hijas la fuente de inspiración más especial para mi trabajo, creo firmemente en el poder de la unión en la familia.

La fotografía entró en mi vida hace muchísimos años, mi padre fue director de fotografía y con eso ya os digo muchas cosas. Cámaras, fotos y acción en casa nunca han faltado. Tuve la suerte de aprender con él como poner un carrete, medir la exposición, componer y disparar, a parte de otras muchas cosas y ejemplos que siempre me ha dado. Una gran referencia en mi vida, sin la cual no puedo hablar de mi profesión y pasión. Infinitamente agradecido a él me siento.

Os hablaré un poco de mi técnica y temática de trabajo de forma resumida. Trato de enfocarme en un área en concreto que son los reportajes de boda, pero sin duda cualquier momento especial y emotivo que me inspire no dudo en poner la lente de mi cámara, mi visión y precisión para guardarlo.

Y bueno, las bodas. ¿Por qué bodas?

Ya dije que soy “un enamorado de la vida” Y, ¿qué son las bodas en su máxima expresión? Un gran momento de amor y de vida.

Reportero visual de bodas porque es dónde el amor fluye de forma natural; la pareja, los invitados, el espacio, la luz. Realmente este tipo de trabajo me apasiona y no me da vergüenza decirlo, soy un romántico. Para plasmar sentimientos, sonrisas, lágrimas, gestos y miradas no veo mejor oportunidad. A posteriori, poder hacer que las parejas y familias revivan ese momento y se vuelva a emocionar cada vez que se topen con las imágenes no tiene precio.

Ese es mi objetivo, captar sentimientos. “Escribir” historias de amor con imágenes que hablen por sí solas.

¿Cómo trabajo?

No suelo pedir poses, me niego a sacar a las personas de su naturalidad y espontaneidad. No me gusta intervenir durante una sesión y aún menos en una Boda; quiero sacar a las personas como ellas son realmente, sus gestos y principalmente sus miradas, los ojos hablan y más vale una buena imagen que mil palabras, mi método se basa en la observación y en la fotografía artística, un trabajo delicado y cuidado, tan especial y propio de ese día.

Pero no pierdo absolutamente de vista las fotos familiares y los grupos de amigos e incluso doy indicaciones a las parejas a la hora de su sesión más personal, pero siempre desde lo natural y espontáneo.

Me alegra el día el quedar con las parejas para la entrega del resultado final y felices me dicen que les saqué tal y como son. Otro importante objetivo de trabajo.

Otra cosa que me encanta y que la fotografía me ha dado, es la posibilidad de conocer personas y mostrarles mi trabajo, por eso no dudes, mándame un correo, un WhatsApp o llámame, cuéntame sobre tu boda… ¿Qué expectativas tienes? ¿Cómo te puedo ayudar?

Un cordial saludo. Dani Arjones.